Archivos mensuales: enero 2016

Peligro y riesgo, diferentes pero relacionados

Peligro y riesgo

Hasta unos años, determinadas actividades industriales, comerciales y de ocio conllevaban mayor o menor peligro pues podían ocasionar en algunos casos daños a las instalaciones, personas y/o medio ambiente. Sin embargo ahora la gente habla de riesgo en vez de peligro sin saber en muchos casos cual es la diferencia entre ambos términos.

Si buscamos en el Diccionario de la Lengua Española, encontramos las siguientes definiciones1:

Peligro (del lat. pericŭlum). m.

  • riesgo o contingencia inminente de que suceda algún mal.
  • lugar, paso, obstáculo o situación en que aumenta la inminencia del daño.
  • correr peligro=estar expuesto a él.

Riesgo (del it. risico o rischio, y este del ár. clás. rizq, lo que depara la providencia). m.

  • contingencia o proximidad de un daño.
  • cada una de las contingencias que pueden ser objeto de un contrato de seguro.

No parece haber mucha diferencia entre ambas, salvo el comentario en riesgo, de “lo que depara la providencia”, que viene a indicar que existe una cierta probabilidad de que suceda.

Si buscamos en otras fuentes podemos encontrar definiciones mucho más ilustrativas2,3,4,5,6,7, por ejemplo, peligro (HAZARD) como la característica inherente a un material, condición o actividad que tiene la capacidad de causar daño a las personas, propiedades o medio ambiente, y riesgo (RISK) como la combinación de la probabilidad y las consecuencias de la presencia de un peligro. El riesgo es una medida de los daños o pérdidas asociados a una actividad (Las circunstancias y la severidad de los daños son factores claves).

Así, por ejemplo, en un laboratorio de química podemos encontrar un frasco de dicromato potásico, K2Cr2O7, con diversas etiquetas de peligro, pues es una sustancia oxidante y carcinógena, peligrosa por inhalación o ingestión. Ese mismo dicromato también está presente en algunos dispositivos empleados para la detección de alcohol en sangre a través del alcohol en el aliento8.

simbolos de peligro dicromato

En el supermercado encontramos envases de diferentes harinas, y ninguno de ellos lleva etiquetas de peligro, sin embargo la harina puede por inhalación o por contacto producir dermatitis, conjuntivitis, rinitis, asma, e incluso en determinadas condiciones, como polvo fino en suspensión, provocar una explosión con daños importantes.

Limpiar los cristales de una ventana puede resultar una actividad más o menos peligrosa en función de si se limpian desde el interior o desde el exterior, con o sin escalera, en un piso bajo o en piso 25 de un rascacielos.

La percepción del peligro no siempre es evidente y la evaluación del riesgo no siempre es acertada, pero nos parece más seguro realizar una actividad deportiva “de riesgo” o realizar una inversión económica de “riesgo”, que realizar la misma actividad deportiva “peligrosa” o realizar una inversión económica “peligrosa”, simple y erróneamente porque consideramos que el término “de riesgo” implica que no hay peligro. En realidad el peligro siempre existe, tan sólo tratamos de disminuir la probabilidad y las consecuencias del peligro para así disminuir el riesgo.

Peligro × Probabilidad = Riesgo (bajo)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (medio)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (medio)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (alto)

Es importante pues diferenciarpeligro” de “riesgo“, siendo el “peligro, hazard” el posible suceso adverso identificado y el “riesgo, risk” la probabilidad de que este ocurra y la magnitud de las consecuencias.

El Real Decreto 1196/2003, de 19 de septiembre9, por el que se aprueba la Directriz básica de protección civil para el control y planificación ante el riesgo de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas, en su apartado Definiciones, indica que a los efectos de dicha directriz básica, se entenderá por:

  • Peligro la capacidad intrínseca de una sustancia o la potencialidad de una situación física para ocasionar daños a las personas, los bienes y el medio ambiente.
  • Riesgo la probabilidad de que se produzca un efecto dañino específico en un período de tiempo determinado o en circunstancias determinadas.
  • Daño la pérdida de vidas humanas, las lesiones corporales, los perjuicios materiales y el deterioro grave del medio ambiente, como resultado directo o indirecto, inmediato o diferido, de las propiedades tóxicas, inflamables, explosivas, oxidantes o de otra naturaleza, de las sustancias peligrosas y a otros efectos físicos o fisicoquímicos consecuencia del desarrollo de las actividades industriales.

 

El riesgo en terrorismo
A la hora de establecer el riesgo cuando se habla de terrorismo, se suele hablar de tres componentes, estos son:

  • la amenaza terrorista contra un objetivo concreto,
  • la vulnerabilidad de ese objetivo frente a esa amenaza y
  • las consecuencias que tendría esa acción si los terroristas tuvieran éxito10.

Las amenazas a un objetivo pueden medirse como la probabilidad de que un objetivo concreto resulte atacado de un determinado modo durante un determinado período de tiempo.

La vulnerabilidad puede medirse como la probabilidad que se produzcan daños como consecuencia de una amenaza. Los daños pueden ser muy diversos, muertes y lesiones en la población y en los animales, parada e inutilización de instalaciones, daños económicos, daños al medio ambiente, etc., y cada elemento considerado tendría su propia evaluación de vulnerabilidad. Ante el éxito de una acción terrorista, las consecuencias vienen determinadas por el tipo de daños y su magnitud, siendo la población el elemento más valioso.

El riesgo sería una función de estos tres componentes: amenaza, vulnerabilidad y consecuencias:

Riesgo = Amenaza × Vulnerabilidad × Consecuencia
Riesgo = P (ocurra un ataque) × P (ocurran daños si ocurre el ataque) × E (daños ante el ataque)

En otras palabras, el riesgo en terrorismo representa las consecuencias esperadas de los ataques teniendo en cuenta la probabilidad de que los ataques se produzcan y que éstos tengan éxito cuando se intentan.

Por supuesto podemos reducir el riesgo reduciendo las amenazas, reduciendo las vulnerabilidades y reduciendo las consecuencias.

La gestión del riesgo a través de vulnerabilidad requiere aumentar la vigilancia y la detección, proteger los objetivos y actuar sobre otras capacidades que pudieran reducir el éxito de los ataques.

El riesgo también puede gestionarse a través de consecuencias, mejorando la preparación y la respuesta, de modo que se reduzcan o mitiguen los efectos del daño.

 

Referencias:

  1. Diccionario de la Lengua Española, Real Academia Española, vigésima primera edición, 1992.
  2. Definiciones en U.S. Department of Transportation, Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration (PHMSA), http://www.phmsa.dot.gov/hazmat/risk/definitions.
  3. Hazard and Risk, Health, Environment & Work, http://www.agius.com/hew/index.htm
  4. Risk & hazard – How they differ, http://www.eurochlor.org/index.asp?page=259
  5. Hazard and Risk, http://www.ccohs.ca/oshanswers/hsprograms/hazard_risk.html
  6. Risk Assessment Terminology, John H. Duffus, Chemistry International, Vol. 23, No. 2, March 2001, http://www.iupac.org/publications/ci/2001/march/risk_assessment.html
  7. The concept of risk versus hazard, http://www.heraproject.com/Risk.c, Human and Environmental Risk Assessments
  8. Ficha de datos de seguridad del dicromato potásico, Sigma-Aldrich®, http://www.sigmaaldrich.com/catalog/product/sial/207802?lang=es&region=ES
  9. Real Decreto 1196/2003 (BOE núm. 242 de 9 de octubre de 2003), por el que se aprueba la Directriz básica de protección civil para el control y planificación ante el riesgo de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas.
  10. Estimating Terrorism Risk-Henry H. Willis & others, RAND Corporation, http://www.rand.org/content/dam/rand/pubs/monographs/2005/RAND_MG388.pdf

¿Completada la destrucción de las armas químicas sirias?

El lunes 4 de enero de 2016, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) anunciaba en su página web que se había completado la destrucción de las armas químicas sirias1.

Recordemos que a pesar de la múltiples denuncias de empleo de armas químicas por parte de todos los bandos durante el conflicto armado en Siria, no fue hasta el 19 de marzo de 2013, cuando el Gobierno sirio denunció ante la ONU el empleo de armas químicas por parte de la oposición en la localidad de Khan Al Asal, cuando se puso en marcha el Mecanismo del Secretario General (MSG) para la investigación del supuesto empleo de armas químicas y biológicas2.

El 21 de agosto de 2013 tuvo lugar el famoso incidente de Ghouta, en el cual quedó confirmado el empleo de sarín sin que se pudiese atribuir su empleo a ninguna de las partes involucradas en el conflicto3.

Recordemos que el 14 de septiembre de 2013 el Secretario General de la ONU comunicaba haber recibido de Siria, conforme estipula el artículo XXIII de la CAQ, su solicitud de adhesión a la Convención de Armas Químicas (CAQ) y que también ese día, EE.UU. y Rusia hacían público un acuerdo para destruir el arsenal químico sirio y evitar así una acción de castigo solicitada insistentemente tras los incidentes de Ghouta, el 21 de agosto de 2013. En este acuerdo, EE.UU. y Rusia se comprometían a preparar y remitir al Consejo Ejecutivo de la OPAQ un borrador con “procedimientos especiales” para la destrucción rápida del programa sirio de armas químicas y su rigurosa verificación. Este acuerdo incluía la destrucción de toda la capacidad química siria antes de la primera mitad del año 2014, es decir, antes del 30 de junio de 20144.

El 15 de noviembre de 2013 el Consejo Ejecutivo de la OPAQ aprobó el plan detallado de destrucción para eliminar el arsenal sirio de armas químicas de la «manera más rápida y segura», que tenía como objetivo más importante completar la destrucción antes de la primera mitad de 2014, según lo que había establecido en la decisión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ y en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2118 (2013), ambas de 27 de septiembre de 20135.

Las primeras noticias sobre el arsenal químico sirio hablaban de unas 1.300 toneladas de iperita, sarín y VX6,7,8,9,11,12,13,14, sin detallar más, pero con un texto ambiguo donde se daba a entender que las 1.300 toneladas se referían a sustancias de lista 1A de la CAQ. Esto es, 1.300 toneladas de agentes químicos de guerra extremadamente tóxicos, sin ningún tipo de aplicación a nivel industrial. Poco a poco la confidencialidad de la declaración siria a la OPAQ se fue diluyendo, y se empezó a hablar de 1.300 toneladas de sustancias químicas, de las cuales una gran parte consistiría en precursores de agentes neurotóxicos almacenados en contenedores, es decir, en una fase previa a la síntesis, así como municiones vacías.

En realidad como quedaría demostrado posteriormente, el arsenal se reducía a 20,25 toneladas de iperita, 540 toneladas de metilfosfonildifluoruro (DF), precursor de Lista 1, 290 toneladas de sustancias de Lista 2, 110 toneladas de sustancias de Lista 3, 398 toneladas de sustancias no incluidas en las Listas de la OPAQ, algunas ni siquiera incluídas en el Grupo Australia, y una cantidad no detallada de alcohol isopropílico, que aunque no forma parte de lista alguna forma parte del sistema binario del sarín6.

Como se recordará ningún Estado Parte de la Convención de Armas Químicas (CAQ) se ofreció para la destrucción en su propio territorio de las armas químicas sirias, así que finalmente se acordó su destrucción fuera de Siria. Una parte sería destruida directamente por las empresas EKOKEM (Finlandia), VEOLIA (Estados Unidos y Reino Unido) y MEXICHEM (Reino Unido), mientras que otra parte sería trasvasada al buque norteamericano MV Cape Ray para su hidrólisis en alta mar, en aguas internacionales, y luego los hidrolizados serían entregados para su destrucción a las empresas GEKA MBH (Alemania) y EKOKEM (Finlandia)6.

Sobrepasada la fecha incumplida del 30 de junio de 2014, el Cape Ray con la iperita y el DF en sus bodegas, abandonaba el 3 de julio de 2014 el puerto italiano de Gioia Tauro, con destino a aguas internacionales no conocidas para neutralizar por hidrólisis la iperita y el DF. Finalizada la hidrólisis, el 19 de agosto de 2014, puso rumbo al puerto finlandés de Hamina Kotka, para entregar a la empresa EKOKEM (Finlandia) 5463 toneladas de hidrolizado de DF (procedentes de 540 toneladas de DF), para su destrucción por incineración, y luego, rumbo al puerto alemán de Bremen, para entregar a la empresa GEKA MHB (Alemania) 335,5 toneladas de hidrolizado de iperita (procedentes de 20,25 toneladas de iperita), para su destrucción también por incineración14.

El 30 de abril de 2015, la empresa alemana GEKA MBH encargada de la incineración del hidrolizado de iperita, finalizaba la destrucción del mismo15.

El 11 de junio de 2015, la empresa finlandesa EKOKEM anunciaba que había concluido la destrucción del hidrolizado del DF en sus instalaciones de eliminación de residuos de Riihimäki14.

El miércoles 17 de junio de 2015, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) publicaba en su página web la noticia de que se había completado la destrucción de los hidrolizados procedentes de las armas químicas sirias14.

A fecha 22 de diciembre de 2015 faltaba muy poco para la destrucción de todas las sustancias químicas declaradas por la República Árabe Siria que se retiraron de su territorio en 2014. Tan sólo faltaba por finalizar la destrucción del fluoruro de hidrógeno sustancia química no recogida en el anexo de verificación de la CAQ, pero si en el Grupo Australia. Por el momento se había destruido un total del 84,3% puesto que en VEOLIA ES TECHNICAL SOLUTIONS, S.R.L., en los Estados Unidos de América, proseguían las actividades de destrucción16.

El lunes 4 de enero de 2016 se anunciaba que VEOLIA, la compañía estadounidense contratada por la OPAQ para deshacerse de parte del arsenal de armas químicas sirio, había completado, en sus instalaciones en Texas, la destrucción de los 75 cilindros de fluoruro del hidrógeno1,17.

Con esto finalizaba la destrucción de todas las armas químicas declaradas por la República Árabe Siria. La necesidad de diseñar una solución técnica para la destrucción de estos cilindros que se encontraban deteriorados y resultaban un peligro, había retrasado el proceso de destrucción1.

En relación con este desarrollo, el Director General de la OPAQ, el Embajador Ahmet Üzümcü, indicó que “Este proceso cierra un capítulo importante en la eliminación del programa de armas químicas sirias, y así continuar los esfuerzos para aclarar la declaración siria y abordar el uso constante de sustancias químicas tóxicas como armas en ese país1.

Sin embargo a fecha 22 de diciembre de 2015 la Secretaría había verificado la destrucción de 11 de las 12 instalaciones de producción de armas químicas (IPAQ) de la República Árabe Siria, a saber: cinco estructuras subterráneas y siete hangares de aeronaves. Aún no era posible acceder al hangar restante que falta por destruir16.

Así pues, parece que a fecha de hoy no podemos hablar aún de destrucción de todas las armas químicas sirias.

Además, en relación con el empleo de sustancias químicas tóxicas como armas, que resaltaba el Director General de la OPAQ, la cosa se complica pues los últimos informes de la Misión de Determinación de los Hechos (Fact-Finding Mission, FFM) indican que se ha empleado cloro, iperita y sarín o algo parecido al sarin (¿clorosarin?)18.

El Viceministro de Relaciones Exteriores sirio, Faisal Mekdad recalcó recientemente en una reunión en la OPAQ, “Deseamos manifestar aquí categóricamente que nunca hemos empleado cloro o cualquier otra sustancia química tóxica durante cualquier incidente o cualquier otra operación en la República Árabe Siria desde el comienzo de la crisis y hasta el día de hoy”. Además, para mayor complejidad, se mencionan otros posibles autores que ya no son las fuerzas del Gobierno sirio19,20.

 

Referencias

  1. “Destruction of Syrian chemical weapons completed”, https://www.opcw.org/news/article/destruction-of-syrian-chemical-weapons-completed/
  2. “La investigación de empleo de armas químicas tras el acuerdo entre la ONU y Siria”, http://www.onemagazine.es/noticia/14304/opinion/la-investigacion-de-empleo-de-armas-quimicas-tras-el-acuerdo-entre-la-onu-y-siria.html.
  3. “Report on the Alleged Use of Chemical Weapons in the Ghouta Area of Damascus on 21 August 2013”, United Nations Mission to Investigate Allegations of the Use of Chemical Weapons in the Syrian Arab Republic, http://www.un.org/disarmament/content/slideshow/Secretary_General_Report_of_CW_Investigation.pdf
  4. “Joint national paper by the Russian Federation and the United States of America framework for elimination of syrian chemical weapons”, https://www.opcw.org/fileadmin/OPCW/EC/M-33/ecm33nat01_e_.pdf
  5. “Detailed requirements for the destruction of syrian chemical weapons and syrian chemical weapons production facilities”, http://www.opcw.org/fileadmin/OPCW/EC/M-34/ecm34dec01_e_.pdf
  6. “La destrucción de las armas químicas sirias: la guerra de los números y las letras”, Juan Domingo y René Pita, Documento de Opinión del Instituto Español de Estudios Estratégicos, 8/2014, 16 de enero de 2014, http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2014/DIEEEO08-2014_GuerraQuimica_NumsLetras_JDomingo-RenePita.pdf
  7. “Not so deadlines”, The Trench, 24 de noviembre de 2013, disponible en http://www.the-trench.org/not-so-dead-lines/
  8. “Not so deadlines, – some updates and corrections”, The Trench, 6 de diciembre de 2013, disponible en http://www.the-trench.org/not-so-dead-lines-%e2%80%92-some-updates-and-corrections/
  9. “Syria: inspectors find 1,300 tons of chemical weapons”, http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/middleeast/syria/10411375/Syria-inspectors-find-1300-tons-of-chemical-weapons.html
  10. “Everything you need to know about Syria’s chemical weapons”, https://www.washingtonpost.com/news/wonk/wp/2013/09/05/everything-you-need-to-know-about-syrias-chemical-weapons/
  11. “Syria’s chemical weapons stockpile”, http://www.bbc.com/news/world-middle-east-22307705
  12. “Syria’s Arsenal Includes Tons of Sarin, VX and Mustard Gas”, http://abcnews.go.com/International/syrias-arsenal-includes-tons-sarin-vx-mustard-gas/story?id=20218666
  13. “America and Russia agree plan to ‘eliminate’ Syria’s chemical weapons”, http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/middleeast/syria/10309493/America-and-Russia-agree-plan-to-eliminate-Syrias-chemical-weapons.html
  14. “Disposal of effluents from neutralised Syrian chemical weapons completed”, http://www.opcw.org/news/article/disposal-of-effluents-from-neutralised-syrian-chemical-weapons-completed/
  15. “Germany destroys Syria’s toxic chemicals”, http://aa.com.tr/en/politics/germany-destroys-syria-s-toxic-chemicals/50574
  16. “Avances logrados en la eliminación del programa de armas químicas sirias a 22 de diciembre de 2015”, EC-81/DG.3 disponible en https://www.opcw.org/fileadmin/OPCW/EC/81/en/ec81dg03_e_.pdf
  17. “Destruction of Syria’s chemical weapons complete”, http://www.rsc.org/chemistryworld/2016/01/syria-chemical-weapons-destruction-completed
  18. “Report of the OPCW Fact-Finding Mission in Syria regarding the incidents described in communications from the Deputy Minister for Foreign Affairs and Expatriates and Head of the National Authority of the Syrian Arab Republic”, S/1318/2015/Rev.1, 17 December 2015, disponible en http://www.the-trench.org/wp-content/uploads/2016/01/OPCW-FFM-20151217-Syria-request-Rev1.pdf y en http://docplayer.net/11334139-Note-by-the-technical-secretariat.html
  19. “UN watchdog finds traces of Syria sarin gas exposure”, “http://www.dw.com/en/un-watchdog-finds-traces-of-syria-sarin-gas-exposure/a-18958487
  20. “UN chemical weapons watchdog finds traces of sarin gas exposure in Syria”, http://www.theguardian.com/world/2016/jan/05/un-chemical-weapons-watchdog-finds-traces-of-sarin-gas-exposure-in-syria