Peligro y riesgo, diferentes pero relacionados

Peligro y riesgo

Hasta unos años, determinadas actividades industriales, comerciales y de ocio conllevaban mayor o menor peligro pues podían ocasionar en algunos casos daños a las instalaciones, personas y/o medio ambiente. Sin embargo ahora la gente habla de riesgo en vez de peligro sin saber en muchos casos cual es la diferencia entre ambos términos.

Si buscamos en el Diccionario de la Lengua Española, encontramos las siguientes definiciones1:

Peligro (del lat. pericŭlum). m.

  • riesgo o contingencia inminente de que suceda algún mal.
  • lugar, paso, obstáculo o situación en que aumenta la inminencia del daño.
  • correr peligro=estar expuesto a él.

Riesgo (del it. risico o rischio, y este del ár. clás. rizq, lo que depara la providencia). m.

  • contingencia o proximidad de un daño.
  • cada una de las contingencias que pueden ser objeto de un contrato de seguro.

No parece haber mucha diferencia entre ambas, salvo el comentario en riesgo, de “lo que depara la providencia”, que viene a indicar que existe una cierta probabilidad de que suceda.

Si buscamos en otras fuentes podemos encontrar definiciones mucho más ilustrativas2,3,4,5,6,7, por ejemplo, peligro (HAZARD) como la característica inherente a un material, condición o actividad que tiene la capacidad de causar daño a las personas, propiedades o medio ambiente, y riesgo (RISK) como la combinación de la probabilidad y las consecuencias de la presencia de un peligro. El riesgo es una medida de los daños o pérdidas asociados a una actividad (Las circunstancias y la severidad de los daños son factores claves).

Así, por ejemplo, en un laboratorio de química podemos encontrar un frasco de dicromato potásico, K2Cr2O7, con diversas etiquetas de peligro, pues es una sustancia oxidante y carcinógena, peligrosa por inhalación o ingestión. Ese mismo dicromato también está presente en algunos dispositivos empleados para la detección de alcohol en sangre a través del alcohol en el aliento8.

simbolos de peligro dicromato

En el supermercado encontramos envases de diferentes harinas, y ninguno de ellos lleva etiquetas de peligro, sin embargo la harina puede por inhalación o por contacto producir dermatitis, conjuntivitis, rinitis, asma, e incluso en determinadas condiciones, como polvo fino en suspensión, provocar una explosión con daños importantes.

Limpiar los cristales de una ventana puede resultar una actividad más o menos peligrosa en función de si se limpian desde el interior o desde el exterior, con o sin escalera, en un piso bajo o en piso 25 de un rascacielos.

La percepción del peligro no siempre es evidente y la evaluación del riesgo no siempre es acertada, pero nos parece más seguro realizar una actividad deportiva “de riesgo” o realizar una inversión económica de “riesgo”, que realizar la misma actividad deportiva “peligrosa” o realizar una inversión económica “peligrosa”, simple y erróneamente porque consideramos que el término “de riesgo” implica que no hay peligro. En realidad el peligro siempre existe, tan sólo tratamos de disminuir la probabilidad y las consecuencias del peligro para así disminuir el riesgo.

Peligro × Probabilidad = Riesgo (bajo)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (medio)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (medio)
Peligro × Probabilidad = Riesgo (alto)

Es importante pues diferenciarpeligro” de “riesgo“, siendo el “peligro, hazard” el posible suceso adverso identificado y el “riesgo, risk” la probabilidad de que este ocurra y la magnitud de las consecuencias.

El Real Decreto 1196/2003, de 19 de septiembre9, por el que se aprueba la Directriz básica de protección civil para el control y planificación ante el riesgo de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas, en su apartado Definiciones, indica que a los efectos de dicha directriz básica, se entenderá por:

  • Peligro la capacidad intrínseca de una sustancia o la potencialidad de una situación física para ocasionar daños a las personas, los bienes y el medio ambiente.
  • Riesgo la probabilidad de que se produzca un efecto dañino específico en un período de tiempo determinado o en circunstancias determinadas.
  • Daño la pérdida de vidas humanas, las lesiones corporales, los perjuicios materiales y el deterioro grave del medio ambiente, como resultado directo o indirecto, inmediato o diferido, de las propiedades tóxicas, inflamables, explosivas, oxidantes o de otra naturaleza, de las sustancias peligrosas y a otros efectos físicos o fisicoquímicos consecuencia del desarrollo de las actividades industriales.

 

El riesgo en terrorismo
A la hora de establecer el riesgo cuando se habla de terrorismo, se suele hablar de tres componentes, estos son:

  • la amenaza terrorista contra un objetivo concreto,
  • la vulnerabilidad de ese objetivo frente a esa amenaza y
  • las consecuencias que tendría esa acción si los terroristas tuvieran éxito10.

Las amenazas a un objetivo pueden medirse como la probabilidad de que un objetivo concreto resulte atacado de un determinado modo durante un determinado período de tiempo.

La vulnerabilidad puede medirse como la probabilidad que se produzcan daños como consecuencia de una amenaza. Los daños pueden ser muy diversos, muertes y lesiones en la población y en los animales, parada e inutilización de instalaciones, daños económicos, daños al medio ambiente, etc., y cada elemento considerado tendría su propia evaluación de vulnerabilidad. Ante el éxito de una acción terrorista, las consecuencias vienen determinadas por el tipo de daños y su magnitud, siendo la población el elemento más valioso.

El riesgo sería una función de estos tres componentes: amenaza, vulnerabilidad y consecuencias:

Riesgo = Amenaza × Vulnerabilidad × Consecuencia
Riesgo = P (ocurra un ataque) × P (ocurran daños si ocurre el ataque) × E (daños ante el ataque)

En otras palabras, el riesgo en terrorismo representa las consecuencias esperadas de los ataques teniendo en cuenta la probabilidad de que los ataques se produzcan y que éstos tengan éxito cuando se intentan.

Por supuesto podemos reducir el riesgo reduciendo las amenazas, reduciendo las vulnerabilidades y reduciendo las consecuencias.

La gestión del riesgo a través de vulnerabilidad requiere aumentar la vigilancia y la detección, proteger los objetivos y actuar sobre otras capacidades que pudieran reducir el éxito de los ataques.

El riesgo también puede gestionarse a través de consecuencias, mejorando la preparación y la respuesta, de modo que se reduzcan o mitiguen los efectos del daño.

 

Referencias:

  1. Diccionario de la Lengua Española, Real Academia Española, vigésima primera edición, 1992.
  2. Definiciones en U.S. Department of Transportation, Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration (PHMSA), http://www.phmsa.dot.gov/hazmat/risk/definitions.
  3. Hazard and Risk, Health, Environment & Work, http://www.agius.com/hew/index.htm
  4. Risk & hazard – How they differ, http://www.eurochlor.org/index.asp?page=259
  5. Hazard and Risk, http://www.ccohs.ca/oshanswers/hsprograms/hazard_risk.html
  6. Risk Assessment Terminology, John H. Duffus, Chemistry International, Vol. 23, No. 2, March 2001, http://www.iupac.org/publications/ci/2001/march/risk_assessment.html
  7. The concept of risk versus hazard, http://www.heraproject.com/Risk.c, Human and Environmental Risk Assessments
  8. Ficha de datos de seguridad del dicromato potásico, Sigma-Aldrich®, http://www.sigmaaldrich.com/catalog/product/sial/207802?lang=es&region=ES
  9. Real Decreto 1196/2003 (BOE núm. 242 de 9 de octubre de 2003), por el que se aprueba la Directriz básica de protección civil para el control y planificación ante el riesgo de accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas.
  10. Estimating Terrorism Risk-Henry H. Willis & others, RAND Corporation, http://www.rand.org/content/dam/rand/pubs/monographs/2005/RAND_MG388.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *